40-700-800 | 2281 3364   info@segurosprismacr.com

TEATRO NACIONAL PROTEGIDO CON PÓLIZAS DEL INSTITUTO NACIONAL DE SEGUROS

Gracias al Instituto Nacional de Seguros (INS), el Teatro Nacional de Costa Rica, contará con pólizas, para proteger tanto el edifico o estructura, como sus obras de arte. Se trata de una Póliza de Incendio todo riesgo en dólares para el edificio y otra para las obras de arte.  El monumento estará asegurado por un monto de $93.666.532,81.
“Nosotros estamos completamente agradecidos con el Instituto Nacional de Seguros que nos ha hecho la donación de un seguro para el Teatro Nacional, esto significa una tranquilidad inmensa y por supuesto esperamos que nunca haya que utilizarlo. Sin embargo, ahora que comenzaremos las obras de conservación y restauración del Teatro para instalar un sistema contra incendios y darle una protección mayor, es una obligación contar con un seguro para poder comenzar”, aseguró Fred Herrera Bermúdez, director del Teatro Nacional.
La Junta Directiva del INS, mediante Acuerdo firme N° 9452-XII, tomado en la Sesión N°9452, celebrada el 09 de abril del 2018, autorizó la donación del pago de la prima de una póliza de incendio Todo Riesgo en dólares por la suma de ciento ochenta y tres mil seiscientos cuarenta y ocho dólares americanos ($183.648,00). Esta póliza cubrirá al teatro hasta el 10 de abril de 2019.
Elian Villegas, presidente ejecutivo del INS, recordó que, si bien “el INS es una empresa de seguros, también tiene un fuerte componente social, a través de la cual se brinda apoyo y se genera bienestar a los habitantes de este país. En este caso, brindar apoyo y asesoría para el aseguramiento del Teatro, nos genera como costarricenses, una enorme satisfacción”
De esta manera, el Teatro Nacional, con declaratorias de Monumento Nacional, en 1965, Institución Benemérita de las Artes Patrias, en 1998 y Símbolo Nacional del Patrimonio Histórico Arquitectónico y Libertad Cultural, en 2018; podrá, por primera vez de forma sistemática, estar protegido ante desastres naturales y antrópicos.
Recuento histórico sobre conservación del monumento
El Teatro Nacional de Costa Rica fue creado para responder a “una necesidad reclamada por la civilización y cultura del país”.  Esta, fue la visión de quienes les correspondía la responsabilidad histórica de la simiente cultural de Costa Rica, en el siglo XIX.
Desde su origen, en 1897, el Teatro ha tenido una extraordinaria vocación por el desarrollo artístico, en correspondencia con el uso y la trasmisión de conocimiento.
Las tareas de conservación han estado presentes desde sus orígenes. Con el principio del siglo XX se tomaron una serie de labores con el objeto de prever desastres.
El primer “sistema” contra incendios consistió en la colocación de dos tanques de agua en la cúpula de los que se desprendían mecates colgantes, para que, en caso de un evento, pudieran vaciarse.  Estos, se mantuvieron por décadas y llegaron a tener una capacidad aproximada de cinco mil galones, a los cuales, en 1915, se agregaron tubos, llaves y mangueras para combatir posibles incendios en el escenario. Además, se empezó a contar con la presencia del Cuerpo de Bomberos escenario en cada noche de función.
En 1925 se compraron los dos primeros extintores, necesidad que había sido anunciada desde una década atrás, pero que se concretó por el temor surgido con un conato de incendio acontecida ese año.  El incendio del Hotel Francés en 1927 (ubicado frente al TNCR) provocó la pérdida casi total de los cristales del foyer y de la Cafetería. Sin embargo, pasarían 70 años hasta que se retomaran esfuerzos por atender acciones preventivas contra el fuego; cuando, en el 2001 se decidió realizar un estudio con miras a la implementación de un sistema preventivo de incendios, en la administración de Graciela Moreno.
Hacia 2006 se inició la construcción de un tanque de almacenamiento de agua para el sistema contra incendios, que fue completada doce meses después.  Durante un corto periodo, no superior a los dos años, se contrató una póliza contra incendios al INS, que únicamente incluía el edificio; pero que no tuvo sostenibilidad en el tiempo por lo oneroso que resultaba para el TNCR, considerándola impagable.
Para el 2013 se desarrolló la fase inicial del “Proyecto Adecuación Tecnológica del Escenario”, y, aprovechando el cambio del piso del escenario se reconsideró la necesidad de instalar un sistema contra incendios que fuera novedoso y con tecnología de alta calidad; pero esto no se concretó, y, es hasta el 2015 que se elaboraron los planos constructivos.
Durante la actual administración de Fred Herrera Bermúdez, la conservación ha sido un deber y una prioridad. Para ello se propuso el Programa Integral de Seguridad y Conservación, que contempla un sistema contra incendios. Incluye la instalación de un telón y cortinas cortafuegos que permitirán la detección temprana y la extinción de puntos de incendio, usando tecnología de avanzada y respetuosa con el valor patrimonial y arquitectónico del Teatro. Así como también la renovación del sistema eléctrico, entre otros.
En el 2017 se conectó la bomba de agua al resto del edificio patrimonial, mediante la colocación de riser y gabinetes; con lo que, hasta ahora, es posible llevar el líquido al interior.
El Instituto Nacional de Seguros ha sido un solidario colaborador del Teatro Nacional, habiéndole apoyado en diversos y cuantiosos proyectos en favor de la preservación del monumento patrimonial.

Sigue esta y más noticias en nuestras redes sociales

fb.me/SegurosPrismaCR

Noticia retomada del INS el día 03 de Mayo 2018.